. . .

Master class de fotografía para sacar el mejor provecho a tu Huawei P30 Pro.

“Un dispositivo pensado para obtener la mejor experiencia fotográfica”

El P30 Pro es sin lugar a dudas un dispositivo pensado para alcanzar una experiencia fotográfica única. Por eso Huawei Uruguay viene generando instancias donde los usuarios tienen la oportunidad de aprender a sacar el mejor provecho del apartado fotográfico de la mano del fotógrafo Leo Barizzoni.

  • Un sensor de 40 megapixeles con lentes SuperSpectrum de 27 milímetros y apertura f/1.6 con estabilización óptica de imagen (gran angular).
  • Un sensor de 20 megapixeles con lente de 16 milímetros y apertura f/2.2 (ultra gran angular).
  • Un sensor de 8 megapixeles con zoom periscópico óptico de 5 aumentos, con lente de 125 milímetros, apertura f/3.4 y OIS (que es ese cuadrado que veíamos al inicio).
  • El sensor Time of Flight de Huawei TOF lens (que es lo que se ha colocado bajo el flash).
Las cámaras del Huawei P30 Pro, explicadas: estas son las armas de este claro aspirante a mejor smartphone fotográfico de 2019

Aunque una de las principales novedades es que el sensor de la cámara principal no es RGB (red-green-blue, el esquema de colores de los píxeles), sino que es RYYB (red-yellow-blue), de modo que los píxeles que tradicionalmente son verdes en este caso son amarillos. Un cambio que busca capturar más luz. A esto se suma que es el primer móvil en alcanzar la ISO máxima de 409.600 y que el zoom digital alcanza los 50x, siendo óptico hasta 5x, híbrido hasta 10x y enteramente digital hasta 50x.

RYYB (Red- Yellow- Blue)

Hay también una mejora en la asistencia por inteligencia artificial, centrándose en el modo noche mejorando contraste y color , el modo retrato dando mas detalle y el efecto desenfoque muy bien equilibrado por la IA . También hay mejoras en el HDR, de modo que haya una asistencia en el proceso para mejorar los contraluces y compensar mejor la exposición.

Sistema fotográfico y sensor TOF Huawei P30 Pro

Además está ese sensor TOF, que es otra de las corrientes actuales en la fotografía móvil buscando que haya un mejor análisis de la profundidad y que al final esto se traduzca en un desenfoque más correcto. Y en cuanto al vídeo, lo que han hecho es tratar de mejorar la estabilidad combinando las estabilizaciones ópticas y la que provee la AI.

App de cámara

Hay cambios importantes en la óptica que llevan al ajuste del software, no olvidemos que la app de cámara es algo así como el el centro de mando para capturar una buena fotografía. En este paso los cambios son sutiles pero necesarios.

Así, vemos la disposición en pestañas por la que nos desplazamos deslizando a izquierda y derecha, sin la posibilidad de editarlas. Uno de los principales cambios es que la asistencia por IA ya no está dentro de los ajustes, teniendo su propio acceso rápido en la interfaz principal y siendo así mucho más cómodo activarla.

Bajo un botón virtual con las palabra “MAS” encontramos otros modos familiares como el monocromo o el supermacro, si bien éste último se activará automáticamente al activar la IA y acercarnos al máximo al objeto a fotografiar.

Vemos también el modo retrato con su propia pestaña y la selección de efectos, imprescindibles para que se aplique el desenfoque por software. Un modo sólo apto para personas y que se activará cuando detecte un rostro o varios, incluso en movimiento.

Si queremos realizar fotos con desenfoque artificial y personalizado tendremos que ir a el modo apertura, que Huawei mantiene convenientemente para esos desenfoques de cualquier elemento. Su aplicación es la que veíamos hasta ahora, con un regulador para la apertura por software que abarca desde el f/0.9 hasta f/16.

También encontramos el modo noche, con una interfaz que mantiene con respecto a lo que vimos desde su inserción en el P20 Pro (con dos accesos para modificar la velocidad de obturación y/o la ISO), y el modo Pro, con los ajustes para disparar manualmente.

La aplicación funciona muy bien, es fluida. En todo caso es sencillo aprender la forma de trabajo una vez hemos investigado un poco, y es muy fácil cambiar de angular o hacer zoom al tener accesos directos (si configuramos el disparo a 10 megapíxeles).

Cámaras traseras

En planos generales con buena luz e incluso con muy poco tenemos colores realistas y detalles muy interesantes al capturar una imagen.

La inteligencia artificial hace bien su trabajo se notan las mejoras sin que sean exageradas, el software es capaz de identificar muchas escenas como “cielo azul” o “comida” y va a utilizar la imagen capturada para conseguir un resultado optimo.

El HDR en interiores mejora ligeramente el disparo en automático en baja luz, dando ese mayor rango dinámico esperado y compensando mejor luces y sombras. De noche puede sacar algo menos de ruido que el automático en puntuales ocasiones equilibrando brillos y sombras.

La aplicación de la cámara se siente cómoda y sencilla

El modo automático de noche consigue un buen nivel de detalle y ruido, pero de todas formas Huawei tiene una carta bajo la manga para que el resultado sea mucho mejor . Y no es otro que el “Modo Noche” totalmente pensado para obtener los mejores resultados con muy baja cantidad de luz

¿Cómo actúa este modo? Reduciendo la ISO con respecto al disparo automático, de modo que se obtiene mucho menos ruido y más exposición al aumentar el tiempo de obturación. Siempre será más adecuado para escenas poco iluminadas, pudiendo afinar el resultado bajando la ISO y reduciendo tiempo de exposición si vemos que nos queda demasiado expuesto.

El Modo noche resultará ventajoso frente al HDR al sacar menos ruido y no resaltar los contornos, sacando más detalle que el modo automático . Comentar además que ambos se disparan siempre a 10 megapíxeles, con lo que tendremos fotos más pequeñas que a 40 megapíxeles.

Pero algunas de las principales novedades las encontramos en el cambio de lentes . El año pasado el protagonista era el zoom óptico 3x y este año lo llevan algo más allá, con el zoom óptico 5x (e híbrido 10x).

El zoom 10x no da mal resultado, pero en comparación la calidad es inferior. Al final, obtendremos los mejores resultados entre 3 y 5 aumentos y con cuanta más luz, mejor, aunque en interiores y en situaciones oscuras se defiende bastante bien.

Por su parte, el Modo apertura no discrimina según de qué se trate el objeto principal y aplica el desenfoque a lo se autoenfoca directamente. El recorte y el desenfoque dependerán de qué apertura seleccionemos en el tradicional regulador y de los contornos del objeto, así como del contraste con el fondo.

Huawei P30 Pro

Cuanto más forcemos la apertura artificial, más exagerado será el resultado resultado. Si tiramos de f/1.4 o más incluso podremos encontrar un halo en los contornos del fondo desenfocado, y de noche normalmente no funcionará salvo que haya bastante luz. Desde luego que es lógico tratandoce de un efecto que se aplica al fondo del objeto que queremos capturar.

Los otros modos son los que hemos estado viendo en la app de Huawei desde hace años, quizás de uso más puntual. Uno de los que activa automáticamente la AI es el Modo supermacro, el cual es interesante porque permite reducir al máximo la distancia focal, incluso más que con el modo manual con el enfoque para macro y se consiguen fotografías muy buenas.

Cámara frontal

La cámara frontal del P30 Pro tiene un buen resultado. Salva bien el detalle en el primer plano y tanto el color, como la exposición como el contraste son correctos.

En interiores con iluminación media el balance de blancos tiende a ser equilibrado. En todo caso la inteligencia artificial también esta presente para el sensor delantero por lo que la mejora siempre es posible. De noche tendremos menos detalle, aunque sobre lo esperado, con una buena colorimetría algo que es de esperar en situaciones de muy escasa luz.

El modo retrato básicamente depende del efecto que elijamos, como hemos explicado en la cámara trasera. Lo que tendremos que tener en cuenta es que, aunque no activemos el modo belleza, vendrá configurado con un nivel 3 de suavidad del rostro por defecto por lo que si prefieres no usarlo tendrás que modificar esta opción en los ajustes.

Vídeo

Buen trabajo a nivel de estabilización, sea cual sea el entorno y las condiciones de grabación. Las tomas son estables y fluidas, eliminando los temblores que provocan la grabaciones en movimiento y los cambios de plano y sin que quede un resultado forzado.

La cámara lenta puede capturarse de manera automática o manual en cuanto a la detección de movimiento, porque en todo caso serán clips cortos. Si seleccionamos automático, se empezará a grabar en cuanto el software detecte movimiento siendo bastante eficaz, y si preferimos que la captura empiece cuando queremos nosotros entonces la opción conveniente será la manual. Esto lo comento porque en un principio me costo darme cuenta de que existía un modo manual y en particular prefiero usar esta opción.

El zoom y el gran angular tienen buen resultado con luz abundante, teniendo en cuenta que siempre habrá algo de subexposición si estamos en un ambiente con luz media-baja o de noche al cambiar de angular o de lente. Pero los resultados son muy buenos incluso con baja luminosidad.

Análisis Huawei P30 PRO

En suma el Huawei P30 pro esta pensado para que tengas todas las herramientas al alcance de tu mano con las que podrás obtener los mejores resultados al capturar tus momentos importantes. Con las Master Class de fotografía dictadas por Leo Barizzoni e impulsadas por Huawei Uruguay la experiencia fotográfica toma aun mas profesionalidad y se siente una gran diferencia al conocer las posibilidades que el apartado fotográfico del Huawei P30 Pro tiene disponibles.

Fabian Villar

Tecnouyblog
Síguenos y danos un like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *