Desde hace unos días estoy probando los recientemente lanzados Samsung Galaxy Watch 4 y Watch 4 Classic, los dos dispositivos abandonan Tizen y regresan a Wear OS como sistema operativo pero conservando la capa de personalización One UI que tanto nos gusta de Samsung. El diseño y la gran cantidad de funciones los colocan entre las mejores opciones al momento de elegir un reloj inteligente.

Samsung Galaxy Watch 4 y Watch 4 Classic

El Samsung Galaxy Watch 4 y el mercado de los relojes inteligentes.

El Galaxy Watch 4 es la última generación de la familia de relojes inteligentes de Samsung. Se trata de un reloj inteligente de gama alta, que compite directamente con modelos como el nuevo Apple Watch Series 7 o el Huawei Watch GT 2 Pro.

Se trata, además, del primer reloj de Samsung con WearOS, el sistema operativo para relojes de Google. Con él, además, debuta la versión 3 de WearOS, desarrollada tras una colaboración entre Samsung y Google, con el objetivo de construir la plataforma para smart watches definitiva y con la que Samsung pueda incorporar aplicaciones mas fácilmente a sus relojes inteligentes.

A diferencia del modelo “Classic”, el Galaxy Watch 4 es el modelo mas economico  y con un estilo no tan tradicional, que hace uso de materiales no tan premium a cambio de un menor peso y un aspecto más simple. Lo bueno es que contamos con las mismas funciones sin importar si tu elección va por modelo básico o el classic.

Samsung Galaxy Watch 4

Mejora en diseño y su pantalla permite una integración fantástica.

Diseño

Siguiendo con las lineas definidas por la serie active, los nuevos Galaxy Watch 4 han tomado el diseño y lo han mejorado permitiendo disfrutar de una pantalla mas simple y totalmente despejada al no contar con el bisel giratorio que si esta disponible en el modelo classic.

Su caja esta construida en aluminio, tiene un acabado brillante en la parte superior e inferior, y mate en los laterales, donde están presentes los dos botones laterales y el altavoz. Este último, por cierto, ofrece un audio más que correcto a la hora de realizar llamadas telefónicas y escuchar música, sobre todo teniendo en cuenta el reducido grosor del reloj.

Por defecto, el reloj incluye una correa de silicona que se puede intercambiar por cualquier otra con un cierre estándar, siempre y cuando tenga una ancho de 20 milímetros. La correa que viene de manera predeterminada resulta cómoda y su textura es suave, tiene un tamaño correcto.

Pantalla

Como no podía ser de otra forma la pantalla integrada en los nuevos Galaxy Watch 4 es de gran calidad y eso no hace mas que demostrar la experiencia que Samsung a adquirido en el desarrollo de pantallas OLED. Tanto en interiores como a plena luz del día la pantalla responde a la perfeccion con gran nitidez, brillos correctos y ángulos de visión que permiten visualizar todo el contenido sin ningún problema.

Como no podía ser de otro modo, el reloj está protegido contra el agua, y es capaz de sobrevivir inmersiones de hasta 50 metros. También cuenta con certificado de grado militar MIL-STD 810G, y su pantalla está cubierta por vidrio Gorilla Glass DX.

Es fácil visualizar la pantalla en exteriores, incluso cuando la luz del Sol incide directamente sobre el panel. Además, es importante destacar que el sistema de brillo automático resulta efectivo en todas las circunstancias, algo de lo que no todos los smartwatches pueden presumir. Esto es importante al momento de salir a practicar tu rutina de ejercicio sin que te pierdas nada de lo que tu smart Watch muestra en la pantalla.

«Hay dos puntos en los que notamos grandes cambios con respecto al modelo anterior, y estos son los cambios en el software que le aporta versatilidad, así como también las nuevas funciones de monitorización de la actividad deportiva y la salud..

Fabian Villar

Por supuesto, se incluye modo always on display, que permite mantener el panel encendido en todo momento para ver rápidamente la hora, las notificaciones o cualquier otro tipo de información relevante. Mantener este modo activado, eso sí, acarrea cierto imacto en la duración de la batería del reloj.

Youtube Análisis Samsung Galaxy Watch 4 y Watch 4 Classic

Software y rendimiento

Con un procesador Exynos W920 de última generación, construido en formato de cinco nanómetros y respaldado por 1,5 GB de memoria RAM no es de extrañar que el rendimiento del nuevo reloj de Samsung sea excelente.

Buena parte del mérito es de Samsung, por haber dotado a su reloj de un hardware como nunca antes se había visto en un smartwatch compatible por Android. Pero no hay duda de que el salto de Tizen a WearOS es uno de los motivos principales por los que este Galaxy Watch 4 funciona de una manera excepcional.

El control de la interfaz es simple, y muy similar al de la mayoría de relojes inteligentes: deslizando hacia arriba desde la esfera accedemos al cajón de aplicaciones, a la izquieda a las notificaciones, hacia abajo al menú de ajustes rápidos, y a la izquierda a las tarjetas personalizables, una característica ya clásica de WearOS que se introdujo en ediciones anteriores. En este sentido, Samsung ha incluido varias tarjetas propias, aunque es posible utilizar las de aplicaciones de terceros, tanto de Google como de otros desarrolladores.

Un cambio con respecto a las generaciones anteriores del reloj está en la finalidad de los botones que el Galaxy Watch 4 integra en uno de sus laterales. Al tocar sobre el botón de la parte superior, regresamos atrás, mientras que con una doble pulsación rápida podemos volver a la anterior aplicación abierta y con una pulsación larga se abre el menú de apagado del sistema.

Por su parte, el botón inferior ahora sirve para volver al home, o para abrir Samsung Pay con una pulsación larga. Y, al menos por ahora, no es posible cambiar este atajo para abrir Google Pay en lugar del servicio de pagos móviles de Samsung.

Y es que, por mucho que en WearOS sea uno de los aspectos protagonistas de este reloj, el Galaxy Watch 4 es un smartwatch de Samsung, dirigido a usuarios de smartphones Galaxy y con el objetivo de atraer al público al ecosistema propio de la compañía surcoreana. En otras palabras no tiene compatibilidad con iOS ni tampoco es posible usarlo con teléfonos Android de Huawei.

La interfaz del Galaxy Watch 4 apenas ha cambiado con respecto al Galaxy Watch 3 con Tizen. Todos los elementos tienen una estética One UI, se mantienen las mismas aplicaciones propias de Samsung de calendario, reloj, tiempo o contactos, por mencionar algunas, y sí: Bixby sigue siendo el asistente virtual por defecto sin posibilidad de usar el de Google al menos por ahora.

De hecho, la única ventaja clara que encontramos en el hecho de que este smartwatch utilice WearOS en lugar de Tizen reside en la variedad de aplicaciones y esferas existente, y en la mayor calidad de estas con respecto a la que estaban presentes en la tienda de apps de Samsung.

Por primera vez desde que existe la serie Galaxy Watch, los usuarios pueden utilizar aplicaciones como Google Maps, Google Pay o una versión funcional de Spotify, entre muchas otras.

Hay dos puntos en los que notamos grandes cambios con respecto al modelo anterior, y estos son los cambios en el software, así como también las nuevas funciones de monitorización de la actividad deportiva y la salud.

Autonomía

Samsung indica que el reloj puede alcanzar los dos días de autonomía con un uso “normal”. En la práctica, lo más común es que el reloj aguante una jornada y media, sobre todo si se mantienen activas funciones como la pantalla siempre encendida o el GPS.

Es una autonomía estándar, puede que ligeramente por encima de la media, pero muy lejos de lo que pueden ofrecer otros smartwatches más básicos como los de Amazfit, o los modelos de Huawei.

Funciones de salud y deporte

Hay dos puntos en los que notamos grandes cambios con respecto al modelo anterior, y estos son los cambios en el software, así como también las nuevas funciones de monitorización de la actividad deportiva y la salud.

Más allá de las funciones clásicas –monitorización de sueño automática, medidor de frecuencia cardíaca, registro de rutas por GPS, contador de calorías quemadas o monitor de deporte con hasta 95 actividades diferentes–, se han integrado nuevas funciones destinadas a ayudar al usuario a saber cuál es su forma física.

Una de las más llamativas es el cálculo de la composición corporal, una medida más útil y adecuada a la hora de conocer el estado de forma de una persona que el clásico índice de masa muscular. Gracias a esta función, el reloj es capaz de determinar qué porcentaje de nuestro cuerpo es grasa, cuál es masa muscular y cuál es agua, además de calcular el metabolismo basal –la cantidad de calorías que el cuerpo necesita para llevar a cabo sus funciones vitales–.

Teniendo siempre en cuenta que estas mediciones no deben tomarse como datos válidos para un diagnóstico, lo cierto es que la información generada se acerca más a la realidad de lo que esperaba, y son datos que pueden resultar de utilidad a aquellas personas que quieran llevar un control más o menos exhaustivo de lo habitual.

A eso hay que sumar otras funciones, como el control del ciclo menstrual o el electrocardiograma, así como la medición de estrés o de oxígeno en sangre –SpO2–. En general, se trata de uno de los wearables más completos en lo que a monitorización de la salud y actividad se refiere.

Con el Samsung Galaxy Watch 4 vas a obtener un reloj inteligente muy completo tanto en funciones como en su integración con el sistema nuevo sistema operativo. Es ágil, intuitivo y fácil de operar permitiendo una experiencia totalmente satisfactoria y sin sorpresas. Las funciones de salud y de deporte están a la altura de lo esperado y nos permiten estar al día con información detallada tanto en el reloj como en la aplicación. En suma si estas buscando un completo reloj inteligente totalmente funcional y con un diseño atractivo el Samsung Galaxy Watch 4 es para vos.

Categories:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Icons